porqué deberías comprarte una silla gaming

Porqué deberías comprarte una silla gaming

Compré una y te explico porqué deberías comprarte una silla gaming

Por Zeryu

La silla para gamer y la fuente de poder, son las dos cosas que siempre terminan olvidando los PC gamers ¿Cómo lo sé? He pasado horas jugando Skullgirls (Sí, el juego de peleas con waifus bien chidoris) y he terminado con unos dolores de espalda que ni te digo.

Sobre las fuentes de poder ya te hablaré otro día, pero hoy te informaré sobre mi propia experiencia con una silla gamer. Si eres asiduo lector de este estúpido y sensual sitio web, ya sabes que me hice con una de estas hace un tiempo así que tengo criterio de sobra para hablarte del tema (Take that!)…

Ok ya poniéndome un poco más profesional, te contaré todo lo que he vivido estos días con mi silla. Lo que me gusta y lo que no, entre otras cosillas.

¿Tienes lista tu taza de café? Entonces…¡Empecemos!

Factor decisivo: La espalda

Soy QA Engineer, informático de profesión (el tipo de control de calidad que queman vivo si una app no sirve como debería) y mi silla de trabajo no es la mejor del mundo. No es un banquito pero tampoco es un portento. Es una silla de oficina, cara, con apoyo lumbar y ajustable de altura. Nada más.

Lamentablemente no puedo cambiarla pero sí la silla que me esperaba en casa. Esa silla en la que he jugado tantos videojuegos y donde me he leido unos buenos libros de Conan Doyle.

Esa silla, estaba moliendo mi espalda y un día no la pude soportar más. A los 15 podía jugar sentado en el suelo pero a mis casi 30 la edad me ha cobrado un poco de salud.

Por qué una silla gamer y no una ergonómica

El precio de las ergonómicas es muy alto, más alto que el de algunas sillas gamer que pueden llegar a mi país. Además ergonomía no es sinónimo de comodidad. Tampoco es que las sillas ergonómicas sean muy bonitas que digamos.

Antes de hacerme de mi silla gamer, probé unas cuantas sillas de escritorio que no eran tan caras pero tampoco eran tan cómodas o ajustables así que tuve que descartarlas.

Las sillas ergonómicas quizá corrigieron mi postura pero a los 5 minutos se me hicieron insoportables (lo siento, no son para mi 🙁 ) y su diseño no me atrajo para nada.

Entonces pensé en sillas gamer porque soy un gamer. Pero sé que ponerle gamer a algo ya le sube el valor al triple y yo no soy de pagar caprichos

Entonces ¿Por qué compré una silla gamer?

Porque tiene buena pinta, pero además es super ajustable. Altura, reposabrazos (al menos mi DXRacer lo permite), puedo reclinar el asiento para ver películas cómodamente y hasta echarme un sueñito. Las almohadas son perfectas, amo la que me permite apoyar mi cabeza.

Todo esto me conquistó pero además descubrí que ciertas sillas de gran calidad, no eran tan caras como yo lo creía. Cuando compré mi DXRacer F-Series de color rojo y negro, no dormí.

Estaba deseoso de armarla y ver si era tan buena como decían. Admito que, aunque me da la impresión de rasgarse fácilmente (la mía traía unas tres rasgaduras que me desmotivaron un poco), la verdad es que al uso no se le ha hecho ni una sola y me hace sospechar que las que veían fueron culpa mía al sacarla de la caja (fui medio bruto a lo Hulk, lo admito).

Cuando me senté en ella por primera vez, experimenté la gloria

Después de armarla, llegó la hora de que el rey se sentara en su trono. Sólo me hacía falta un cetro, me sentí como el rey del mundo.

Comodidad absoluta, paz, armonía con mi ser. Sonreí, respiré hondo y dije: Fue una buena compra, una gran inversión.

3 meses después, abro la puerta de mi habitación y la miró ahí, bella, esperándome, como cuando la conocí. En ella estaba sentado mi papá, con una sonrisa mientras dejaba de leer su libro. Volteandose hacia mi me dijo: Hijo, que pedazo de silla. Asentí con orgullo y me di cuenta que debía escribirte esto.

Veredicto final

Si quieres y puedes hazlo. Es un lujo comprarse una silla de estas, pero también es una necesidad para todo aquel que pase al menos dos horas al día sentado.

Creo que mi relato sincero, puede ayudarte en tu decisión. Tengo otros artículos sobre como elegir la silla correcta así que no dudes en seguir explorando este sitio web.

De momento es todo, deseo que consigas lo que quieres mientras puedes. Te mereces lo mejor y como solo se vive una vez, cuando puedas darte un gusto ¡Hazlo!

Coméntame qué opinas al respecto ¿cuál ha sido tu experiencia? Siempre me hace feliz saber tu opinión y leer tus comentarios.

Nos leemos en una próxima entrada ¡Hasta pronto!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *