Ventajas de los discos SSD Internos: 3 buenas razones para tener uno de ellos

Te explicamos 3 ventajas de tener un disco SSD Interno

Tanto los SSD Internos como los HDD, constituyen la unidad de almacenamiento que nos permite tener nuestros videojuegos en nuestra PC. Desde su aparición en el año 1956, de la mano de IBM, estas unidades han ido evolucionando y no han dejado de aumentar su capacidad. No solo en la cantidad de datos que pueden almacenar, también han aumentado drásticamente su velocidad de transferencia.

Actualmente existen dos tipos de discos duros internos: Unidad de Disco Duro/Rígido – Hard Disk Drive (HHD) y Unidad de Estado Sólido – Solid State Drive (SSD).

Cada uno de ellos ofrece características particulares y para comprender sus ventajas, primero debemos entender lo que los hace diferentes.

Diferencia entre SSD y HHD

Sobre los HDD, estos guardan los datos en unas placas de metal que siempre están girando. Cuando nuestra computadora hace alguna búsqueda, la unidad usa su cabezal
(algo similar a la aguja de los antiguos reproductores de discos LP)para ubicar la posición donde está la información y poder retornarla. Cuando se graba información en el disco, el proceso que realiza es el mismo.

Respecto a los SSD, a diferencia de los HHD, estos no se mueven nunca, de ahí su nombre “estado sólido”. La manera en la que almacena información es totalmente diferente ya que, lo hace mediante la creación de bloques. Cuando la computadora solicita información, este dispositivo simplemente la entrega prácticamente respondiendo “aquí tiene”. Esta manera extremadamente simplificada del proceso, nos puede dar una idea de la eficiencia y velocidad de esta unidad respecto a los discos duros.

Con  esto en mente, ya podemos adentrarnos a las ventajas que nos harían decantarnos por esta opción.

Ventajas de los SSD Internos

1. Inicio de Sistema Operativo más rápido

Como ya explique en  sus características, la manera en la que ofrece la información es muy eficiente. Básicamente, apenas se hace la solicitud la respuesta es prácticamente inmediata.Como puedes ver  esto beneficia el arranque del sistema operativo, de los programas, videojuegos ya que tanto la velocidad de lectura como escritura es muy superior a la de los HHD.

2. No sufren desgaste y son menos suceptibles golpes

Al no contar con partes  mecánicas móviles, los SSD son inmunes al desgaste. Aspecto que no poseen los discos duros, ya que estos poseen estructuras mecánicas con rozamientos. Los SSD tampoco son  susceptibles a daños por caídas o golpes, lo que contribuye a la durabilidad del dispositivo.

3. Menor consumo de energía

Con los SSD, tenemos la ventaja de que tienen un menor consumo de energía,  por lo tanto generan menos calor y son más silenciosos a causa de esto. Con estos dispositivos prácticamente nos olvidamos de ese sonido de turbina que hace parecer que nuestro ordenador va a despegar a una expedición a marte.

Hay más…

Para videojuegos, este tipo de dispositivos van de perlas. Igualmente si utilizas programas pesados de diseño gráfico, quizá debas considerar tener un componente como este en tu máquina. Sin embargo no todo es color de rosas ya que la capacidad de almacenamiento de momento es mucho menor a la de un HHD por el mismo precio. Sí, son más  caros. Pero como sucede con todo en la tecnología, tarde o temprano los precios terminan siendo mas asequibles y si consideramos sus ventajas, su compra termina siendo una inversión que vale la pena considerar.

Y eso es todo por hoy. Si esta información te ha sido de utilidad, te  invito a que lo compartas con tus amigos y amigas. Si deseas aportar algo a este tema, no dudes en utilizar la caja de comentarios. Agradezco mucho los aportes de nuestros queridos lectores.

Finalmente, no olvides seguirnos en nuestras redes sociales y YouTube. De seguro encontrarás contenido diferente y divertido, adecuado para ti en algún momento. Muchas gracias por  tu compañía y nos leemos en una próxima entrada ¡Hasta Pronto!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *