Videojuegos de segunda mano: 3 puntos a tener en cuenta

Hoy quiero retomar los videojuegos de segunda mano, esos que puedes conseguir en la tienda local, o incluso con ese individuo que hace envíos por Wallapop… Si bien es cierto tienen a ser más baratos que los juegos nuevos, hay algunos puntos que debemos tener en consideración si no queremos llevarnos una tremenda decepción. Y por este motivo hoy te traigo este artículo con 3 aspectos que debes tener en cuenta al comprar un juego usado ¡Empecemos!

1.Procedencia

Si a quien se lo vamos a comprar es un amigo cercano del cual podemos fiarnos de su trato a los videojuegos, no hay mayor problema. En caso de que se trate de una tienda especializada, pues alguna garantía nos será dada. Ya si se trata de una persona desconocida y por envío la cosa cambia.

En esto hay que analizar la aplicación mediante la cual se hace el contacto (no es lo mismo un grupo de facebook que una app como OLX, en esta última sobran los estafadores así que ¡cuidado!). Si tienes dudas al respecto, trata de averiguar la reputación de la persona con la que estás tratando, algún puntaje o alguna información fiable. Muchas gangas se consiguen con personas desconocidas (un amigo consiguió una Nintendo 3DS a un precio ridículo), pero eso es una suerte.

Ha siempre el intento de comprarle a un proveedor confiable.

2.Estado del juego

Ahí entran a jugar factores como si conserva la caja original, si el disco está rayado, si el cartucho no trae identificación o si viene con pines afectados… Todo todo cuenta así que es muy importante observar muy bien el producto antes de aventurarse.

Vale la pena hacerse el quisquilloso y revisar minuciosamente lo que te va a comprar. Que sea de segunda mano no quiere decir directamente que sea un regalo, igual sigue costando dinero y como amante de videojuegos te mereces lo mejor.

Ya si todo va bien, solo te queda fijarte en el siguiente aspecto

3.Precio

Aquí tengo que ser muy sincero contigo. Si se trata de un videojuego que llevas esperando años y cuya diferencia con el precio nuevo de paquete es muy poca, mejor consiguete una copia recién salida del horno.

Si la diferencia viene siendo la mitad o un poco más, ahí la cosa cambia. Te estás ahorrando una buena pasta que podrás invertir en otro juego o cualquier cosa que vayas a necesitar más adelante.

¿Por qué te menciono esto? Bueno, me sucedió que al preguntar por un cartucho usado de The Legend Of Zelda: Majora’s Mask en una tienda especializada, me dieron un precio que se acercaba demasiado al precio del juego nuevo en otra tienda. Y para colmo, el cartucho no lucía muy bien y carecía de la caja. Para esa gracia ajusto un poco más de dinero y me hago con el nuevo.

Ya si se trata de un videojuego limitado, muy difícil de conseguir pues no hay de otra, hazte con ese sin dudarlo porque estarías comprando algo escaso, de gran valor para ti.

No tan obvio

Eso es todo por hoy amigos y amigas, espero haber arrojado unas luces que, aunque parecen obvias, muchas veces pasamos por alto debido al hype y al gran deseo de disfrutar esa joya jugable tan pronto como sea posible. Nos leemos en una próxima entrada.